BMW nos ha mostrado el desarrollo de un tributo espectacularmente bien hecho, el Hommage 2002, mismo que competirá en el Concorso d'Eleganza Villa d'Este. imagen 1

BMW Hommage 2002 un concepto retro bien hecho

Hace poco BMW nos ha mostrado el desarrollo de un tributo espectacularmente bien hecho, el Hommage 2002, mismo que competirá en el Concorso d'Eleganza Villa d'Este.


BMW ha estado construyendo vehículos con el nombre Hommage desde hace años. Mismos que sin duda nos permiten saber que aún existen diseñadores que recuerdan lo que era bueno de BMW más allá del diseño, aunque eso no siempre es evidente en los nuevos coches. El último coche tributo es este Hommage 2002, que hace su debut en el Concorso d’Eleganza Villa d’Este este fin de semana.

Al igual que los Hommage anteriores, el  Hommage 2002 esta más enfocado en el diseño que en la parte mecánica, BMW ni siquiera ha mencionado nada acerca de lo teóricamente poderoso que debe ser este automóvil, y francamente no nos importa. Hay indicios, sin embargo, a partir de la librea clásica, que incluye un divisor delantero tricolor en M con “Obrut” plasmado en el, similar al texto invertido en el original ’02 Turbo. Vamos a suponer que contará con un potente motor turbo debajo del capó, cualesquiera que sean los detalles del mismo.

A simple vista los detalles del Hommage 2002 abundan, ya que cuenta con una banda de fibra de carbono en la línea de cintura que pretende asemejarse bastante y recordar el ajuste del cromo característico de los 2002 originales, los guardabarros acampanados son definitivamente un guiño para la homologación  del 2002 Turbo. El círculo fuera del centro en la cola es otro buen toque del 2002, observado en el alerón de la cola de pato de la parte trasera, y aunque no son exactamente del todo como en modelos pasados, las ruedas de copo de nieve son bastante grandes.

Incluso los elementos de iluminación en el Hommage 2002 tienen un concepto muy retro y los cristales de los faros tienen una tonalidad de oro ya que este es el aniversario de oro del modelo de 1966. También existen unidades de señales de giro integradas por encima de los faros, en una pieza de moldura de carbono.

Por supuesto, este homenaje por parte de BMW es bastante bueno y aunque como mencionábamos previamente esta más enfocado al diseño que a mejoras en la potencia y motor, el Hommage 2002 es un tributo de ensueño, al menos.

No olvides visitar nuestra sección de autopartes y refacciones para BMW.

Share this post

Deja un comentario